miércoles, 29 de septiembre de 2010

¿Quién dijo que todo está perdido?

Yo vengo a ofrecer mi corazón. Dice el cantautor rosarino Fito Páez en una de sus canciones. Algo de eso sería en términos simples la Resiliencia.Cuando las condiciones sociales, económicas, familiares y políticas de un país más se ensañan con los más vulnerables, se puede renacer de las cenizas. Resiliencia deriva del latín “resilio”, que significa volver atrás, volver de un salto, resaltar, rebotar. La Enciclopedia Hispánica describe la capacidad de un material de recobrar su forma original, después de someterse a una presión deformadora. En inglés, resílience es la tendencia a volver a un estado original o el tener poder de recuperación [to rebound / recoil / to spring back]. En Norteamérica se define como la propiedad que tiene una pieza mecánica para doblarse bajo una carga y volver a su posición original cuando ésta ya no actúa (Enciclopedia Salvat de la Ciencia y de la Tecnología, 1964). El término fue adaptado a las ciencias sociales para caracterizar aquellos sujetos que a pesar de nacer y vivir en situaciones de alto riesgo se desarrollan psicológicamente sanos y exitosos (Rutter, 1993). No solo significa la capacidad de recuperarse de una situación adversa, sea esta desde el nacimiento o algún hecho traumático ocurrido durante la vida, soportar con fortaleza esta adversidad, sino luego recomponer la vida y alcanzar metas positivas.Traemos este tema por dos razones: primero porque la palabra resiliencia se utiliza frecuentemente en la actualidad y el que la utiliza da por sentado que todos saben de qué están hablando y segundo porque también tiene vigencia en nuestra sociedad actual.Sin pretender llevar una cortina de humo con un halo de optimismo tonto, y pretender que no luchemos y protestemos por aquello que nos afecta y hace nuestra vida más difícil, queremos ofrecer una rendija esperanzadora a tanto mensaje negativo.Es cierto que las condiciones de nuestra vida y la de gran parte de nuestra sociedad está transcurriendo en condiciones que no son las más favorables para una vida sana psíquica y físicamente (si está dicotomía es posible).Sobre todo para aquellos que viven en condiciones de extrema pobreza y para los que día a día ven como se reducen sus niveles de confort, como los jubilados por ejemplo.También, aquellos que no carecen de bienes materiales, tienen cotidianamente un motivo de padecimiento que proviene de distintos orígenes: inseguridad, mensajes agresivos permanentes, confrontaciones estériles que solo persiguen beneficios personales para quienes las protagonizan, pérdida de calidad de vida, retroceso en salud y educación, aumento permanente de tasas e impuestos, sin que esto sea compensado por mejores servicios, corrupción, etcétera.Si todo esto no tiene como contrapartida una ventana esperanzadora para ver la luz del sol, nos destruye y paraliza.Esa esperanza es la resiliencia, que es parte del proceso evolutivo y debe ser promovido desde la niñez. Nuestro país es un ejemplo de cómo nos hemos recompuesto y recuperado de las adversidades más atroces.

sábado, 25 de septiembre de 2010

La ley está, hay que aplicarla

Algunos foristas hacen hincapié en la necesidad de legislar sobre la Violencia Familiar. Por eso nos pareció apropiado, y porque el tema lo amerita insistir sobre la problemática.Existe una ley reciente en la provincia de Córdoba –fue aprobada en 2006- que tiene plena vigencia, la 9283, que se ocupa del tema.En su artículo primero se refiere a que tiene por objeto la prevención, detección temprana, atención y erradicación de la misma. También prevé los procedimientos judiciales para lograrlo.En el segundo afirma que tutela la vida, la integridad física, psicológica, económica y sexual y el desarrollo psico- emocional de todos los integrantes de la familia.El tercero entiende por este tipo de violencia a toda acción, omisión o abuso dirigido a dominar, someter, controlar o agredir cualquiera de los aspectos anteriores aunque no configure delito.El cuarto incluye en ésta a todos los integrantes del grupo familiar sea matrimonio, de hecho o relaciones afectivas convivientes o no, persista o no el vínculo. Incluye también a ascendientes, descendientes o colaterales. Es decir hijos, padres, hermanos o tíos. En el quinto especifica que violencia física es agresión a cualquier parte del cuerpo con objeto, arma, sustancia o elemento para sujetar o causar daño para sometimiento o control.Violencia psicológica o emocional, tanto por acción u omisión, repetitiva. Consiste en prohibiciones, coacciones, condicionamientos, intimidaciones, amenazas, actitudes devaluatorias o de abandono que provoquen deterioro o disminución de la autoestima y afecten su personalidad. Violencia sexual es acto u omisión que produzcan burla y humillación, inducción a realizar prácticas no deseadas y acciones para manipular o dominar a la otra persona. También delitos contra la libertad y el normal desarrollo psicosexual.Violencia económica significa acción u omisión que provoque daño, pérdida, transformación, sustracción, destrucción, ocultamiento o retención de bienes, instrumentos de trabajo, documentos o recursos que impida cubrir las necesidades básicas para coaccionar al otro. Y esta ley prevé las dependencias policiales o judiciales que deben receptar la denuncia y darle curso. Previendo la separación de quién la ejerce del núcleo familiar y asistencia de todo tipo para la víctima. De modo que quien no lo haga sea en cualquiera de estos ámbitos está incumpliendo con la ley. Como en muchos casos, la ley existe, y es muy completa lo que hace falta es que se aplique. Y eso es lo que no ocurre. También el Estado debe ocuparse de la promoción de las conductas adecuadas y la prevención de la Violencia Familiar, para evitar que estos hechos se produzcan y no sea necesario actuar sobre el hecho consumado.Nos parece que es tanto o más importante tener un programa preventivo –que incluya campañas de difusión masiva- similar a la prevención de accidentes de tránsito, alcoholismo o cualquier otra patología que se previene con vacunas o controles periódicos. Como en cualquier otra patología, “mejor es prevenir”.

sábado, 11 de septiembre de 2010

¿QUE ES VIOLENCIA DE GÉNERO?

Es una de las formas más peligrosas de violencia. Por varias razones. Porque es permanente, continua y sistemática. En segundo lugar porque victimario y víctima tienen una íntima relación y ésta no cesa hasta que no cesa la relación, y generalmente termina con la destrucción psicológica o física de la víctima. Al mismo tiempo es aceptada socialmente como natural y negada por quienes deben tomar medidas urgentes para evitarla. El victimario generalmente convive con la víctima y también en la mayoría de los casos es la persona que esta ama. Y finalmente porque comienza destruyendo a la mujer, en la mayoría de los casos, y termina destruyendo a toda la familia.Cuando hablamos de violencia conyugal, incluimos las situaciones de abuso que se producen en forma cíclica y con intensidad creciente entre quienes sostienen o han sostenido un vínculo afectivo.Una forma de Violencia Intrafamiliar considerada prioritaria por Naciones Unidas, es la que se produce contra la mujer. 75 % de la violencia familiar estadísticamente se produce contra la mujer en su rol de esposa, el 2 % corresponde a abuso hacia el hombre y el resto son casos de violencia cruzada. Para calificarla de violencia cruzada o reciproca es necesario que exista simetría en los ataques y paridad de fuerzas físicas y psíquicas.Como vemos, tanto las estadísticas, como los organismos internacionales y los autores que se ocupan del tema priorizan la violencia hacia la mujer, dentro de la violencia familiar. Si tenemos en cuenta que lo primero que se constituye en un grupo familiar es la pareja y que dentro de ésta las situaciones de violencia ubican a la mujer como víctima principal, estamos ya demostrando que la base de toda violencia intrafamiliar es la mujer golpeada.De acuerdo con Graciela Ferreira, mujer golpeada es aquella que sufre, maltrato intencional, físico y sexual ocasionado por el hombre con quien mantiene un vínculo íntimo. La licenciada Cristina Vila también se ocupa de la mujer golpeada: es aquella que ha recibido por parte de su compañero, con quien mantiene relaciones íntimas, estando o no legalmente casada, abuso físico, psíquico y/o sexual, habiéndose dado más de una vez el ciclo de violencia conyugal, y a quién se le ha impedido realizar acciones que deseaba, o se le ha impuesto otras que no deseaba, todo aquello en una sociedad que lo avala".Mildre Pagelow afirma que: "Mujer golpeada es la mujer adulta que ha sufrido abuso físico intencional y/o ha sido forzada a realizar acciones que no deseaba o a quien se le ha impedido realizar acciones que deseaba por parte de un hombre adulto con quien había establecido vínculos que generalmente incluyen la intimidad sexual, estuviera o no legalmente casada".Este tema tiene más vigencia que nunca, nosotros lo abordamos en uno de los primeros blogs de “Saludable Día”, y lo titulamos "La culpa es de Adán y Eva", para comprender que la violencia familiar comienza en la pareja. Allí es donde debemos actuar, para prevenir la violencia infanto-juvenil y las mujeres víctimas.

domingo, 5 de septiembre de 2010

☼ HISTORIAS DE MEDIANOCHE III: La llamada del maestro


Una madrugada de 2004 cerca de las 3, un maestro riojano nos llama al programa Noche y Día y nos dice que es oyente consuetudinario, cosa que demuestra hasta la actualidad. Posteriormente, nos narra una historia de 15 minutos tan conmovedora que el diálogo es reproducido al día siguiente en todos los programas de la radio, por pedido de los oyentes.


En la conversación, el maestro nos contaba de una escuelita perdida en los valles riojanos a muchos kilómetros del pueblo más cercano –Chepes-, que ni siquiera es una de las ciudades más grandes de la provincia. Para acceder a ese pueblo , había que transitar por piedras, ríos y caminos de monte. No había ni uno de tierra.

No tenía manera de comunicarse con el resto de la provincia y la única conexión con la sociedad era una radio y, específicamente, la nuestra. Sin embargo, los niños (sus alumnos), que en su mayoría pertenecían a pueblos originarios del lugar, no faltaban un solo día a clase y llegaban a la escuela a lomo de caballo o mula. En otros casos caminando, cuando las distancias lo permitían. Sus familias vivían de lo que producían en una tierra muy fértil y con muy buen agua

La repercusión de la entrevista fue tan grande que recibieron todo tipo de ayuda. El intendente del Departamento visitó por primera vez Quebrada del Vallecito (así se llamaba el paraje) y la Embajada de Francia donó un equipo moderno de comunicación, que días después hasta permitió salvar la vida a una señora mayor que tuvo un ataque y fue rescatada en helicóptero luego de la llamada realizada con la flamante radio de la escuela.

El camino hasta la escuela comenzó a realizarse, el establecimiento recibió libros en donación, el maestro y sus alumnos fueron visitados por personal de salud de distintas partes del país y la comunidad de la escuelita visitó Chepes y la capital riojana.
Estos niños nunca habían visto asfalto, automóviles, televisión, semáforos, ni nada de lo que brinda la vida moderna. Jugaban al fútbol con la mano porque solo lo escuchaban por radio y no conocían su reglamento, ni habían visto nunca un partido.

Gracias a esa nota y a ese maestro, que nos llamó para confiar en nuestro programa esta situación, tuvimos la suerte de ganar en 2005 el Primer Premio Gota en el Mar, que entregaba la Fundación Germán Sopeña al periodismo solidario.

Una historia que nos llenó de alegría y crecimiento profesional y sirvió para que Quebrada del Vallecito, un paraje perdido y alejado del mundo, pudiera conectarse con el resto de la comunidad.