miércoles, 12 de octubre de 2011

EL CUARTETO CORDOBÉS

El comienzo de este género, hoy tan popular y tan representativo de nuestra provincia de Córdoba, comenzó curiosamente (o no) el mismo día en que se produce la revolución del GOU (Grupo de oficiales unidos) que da origen al cabo de dos años al Peronismo. Por supuesto que este movimiento originalmente solo militar termina con una década de fraude y corrupción, denominada “Década Infame”, y donde las riquezas del país se distribuía entre grandes potencias y gobernantes venales.
Esto hizo que se generara una clase social muy rica a costa de millones de argentinos muy pobres y cruelmente explotados. No existían conquistas sociales ni derecho al voto. El “vos ya votaste” se hizo muy popular y los caudillos políticos, tenían la protección de matones, que refleja muy bien la obra de Samuel Eichelbaum,“UN GUAPO DEL 900”, la película “ASESINATO EN EL SENADO DE LA NACIÓN”o el tango “DIOS TE SALVE MIJO”.
El Cuarteto Leo, según nos contara su compañero y autor, Eduardo Cavigliaso, fue fundado por Augusto Marzano (foto), contrabajista y empleado ferroviario. Para conservar su empleo y siendo viudo con una hija adolescente, Leonor, de 16 años, que debía cuidar, abandonó la orquesta en que trabajaba, que iniciaba una larga gira. Como quería seguir haciendo música sin desatender sus obligaciones, practicaba con su hija, pianista, y fueron obteniendo un ritmo particular, que fue la base de la música de los cuartetos cordobeses. Sumó a un violinista y a Miguelito Gelfo, joven acordeonista que trabajaba en una concesionaria de autos, donde atendía el vehículo de Marzano. Debutaron el 4 de junio de 1943 en Las Pichanas. El piano de Leonor Marzano se hallaba expuesto en el Cabildo Histórico de la Ciudad de Córdoba. El Cuarteto Leo comenzó con el repertorio común a las orquestas características: pasodobles, rancheras, tarantellas, fox-trots, tangos. Se presentaban generalmente en pequeños pueblos de las afueras de Córdoba. Sus primeros cantores fueron Fernando Achaval y Roberto Mercado. Por enfermedad de este último comenzó a cantar José Sosa Mendieta, animador y cómico del grupo. Sosa Mendieta tenía mucho carisma y se convirtió en el más exitoso cantante del Cuarteto, iniciando un estilo que siguieron después Carlitos Rolan (su sucesor en el Cuarteto), La Mona Gimenez, Rodrigo y otros. El Cuarteto Leo se transformó prácticamente en una agrupación familiar, ya que Leonor Marzano y Miguel Gelfo contrajeron matrimonio y tuvieron dos hijos: Marta, esposa de Carlitos Rolan, y Eduardo, que se sumó al cuarteto como reemplazante ocasional de su padre en el acordeón. En 1961, después de un baile en Las Pichanas, el mismo pueblo donde debutaron, murió de un infarto Augusto Marzano, pasando la dirección del Cuarteto a Miguel Gelfo, y luego a Eduardo Gelfo, actual director de la agrupación, que sigue actuando y grabando discos. El hijo de Marta Gelfo y Carlitos Rolan es el vocalista.
Hoy los cuartetos, poco tienen de tales (piano, contrabajo, acordeón y violín) y se han convertido en grandes bandas.

No hay comentarios: