viernes, 13 de noviembre de 2009

Moya no teu fin

Así como la tristeza de Tom Jobim y Vinicius, el actual hombre fuerte de la CGT, Hugo Moyano, parece no tener fin. Pero, ¿Quién votó a Hugo Moyano? Seguramente ninguno de los que leen este artículo. Quien lo escribe no.
Hugo Moyano comienza su carrera sindical en 1962, a los 18 años, en Mar del Plata, como delegado gremial de la empresa donde trabajaba y 10 años después llegó a Secretario General de la filial Mar del Plata del gremio de camioneros militando en la JPRA, (jperra) que algunos vinculan a las 3A. La dictadura más sangrienta de nuestro país lo encuentra como Secretario General de la CGT Mar del Plata y el comienzo de la democracia con el mismo cargo del Partido Justicialista de la ciudad.
En 1984 es electo Adjunto del Sindicato de Buenos Aires y en 1987, Secretario General del mismo, siendo reelecto en el 91,95, 99 y 2003. Fue diputado provincial por el Partido Justicialista entre el 87 y el 91 (reteniendo el gremio). Ocupa también una vocalía en la Federación Nacional de Camioneros, luego es electo adjunto y en 1992 Secretario General hasta 1996, teniendo a su cargo también la Presidencia de la Obra Social del gremio. Durante el gobierno de Menem, crea junto a otros sindicatos el MTA, central obrera disidente a la CGT conducida por los “gordos” oficialistas.
Designado en 1997 Secretario General de la Confederación de Camioneros del Mercosur y en 1998 Vice Presidente Mundial de la Sección de Transporte por Carretera y Presidente del Comité para América latina y el Caribe de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte, con sede en Londres.
Pese a haber apoyado a Rodríguez Saa como candidato a presidente y a Aldo Rico para Gober nador de Buenos Aires, en el 2003 el presidente Néstor Kirchner le devuelve la personería jurídica a la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, retirada 19971997 en 1978 y Moyano asume la Secretaría General. En 2004 el Congreso de la CGT lo eligió Secretario General siendo reelecto también con el apoyo de Néstor Kirchner.
Es decir Moyano hace 47 años que milita en el sindicalismo, tiene sus dos hijos como herederos y hoy maneja Aerolíneas, la basura, mil millones del Ministerio de Salud y hasta decide que diarios y revistas van a circular cada día con piquetes en la puerta de las distribuidoras. Pero su apoyo al gobierno le garantiza ésta supervivencia. El 25 de febrero de 2000 a menos de tres meses de asumir De la Rúa, concentró más de 20.000 personas en Plaza de Mayo y el 14 de diciembre de 2001, una semana antes de la caída del radical electo con más del 50% de los votos encabezó la séptima medida de fuerza, que junto a sus denuncias de Banelco en el Senado, empujaron a la renuncia al cordobés.
Pero, ¿Quién lo votó a Moyano? Si solo un ínfimo porcentaje de los trabajadores está afiliado a los gremios, un 10% vota y a la Junta Electoral la elige la conducción, que tiene reelección indefinida.
Y lo que es más grave. ¿Se puede gobernar sin compartir el poder con Moyano?

No hay comentarios: