sábado, 10 de octubre de 2009

El mito de la ley de la dictadura

El principal argumento para aprobar a las corridas la ley de medios es que una ley de la democracia siempre es mejor que una de la dictadura. ¿Esto incluirá la ley de privatización de YPF? Pero lo cierto es que la ley de la dictadura ya no rige. Sin contar que hace 26 años que no integran el COMFER ni representantes de las Fuerzas Armadas o de la SIDE, como está previsto en la 22285, después de las más de 200 modificaciones que tuvo en democracia, algunas aprobadas por el Congreso, lo que queda directamente no se aplica de hecho. Por ejemplo, el artículo 5 prevé “la elevación moral, el enriquecimiento cultural de la población”. Y el 14 “contribuir a la educación de la población”. El artículo 10 garantiza que el Estado Nacional proveerá servicios de radiodifusión cuando no los preste la actividad privada, en zonas de fomento y en las de frontera, especialmente en éstas últimas, con el objeto de asegurar la cobertura máxima del territorio argentino. El 15, la difusión del idioma castellano, intentando promover las lenguas aborígenes de nuestro país. Para el doblaje de las películas o series habladas en lenguas extranjeras, que para su difusión por televisión deban ser dobladas al idioma castellano, deberá darse prioridad a los profesionales argentinos. Por su parte el artículo 16 insta a no perturbar en modo alguno la intimidad de las personas. A no emitir programas cuyo contenido atente contra la salud o estabilidad psíquica de los destinatarios de los mensajes. El 17 a no emitirse en ningún caso programas prohibidos para menores de 18 años, en el horario de protección al menor las emisiones deberán ser aptas para todo público y los programas destinados especialmente a niños y jóvenes deberán adecuarse a los requerimientos de su formación. El artículo 18 lo dedica a la información, que deberá evitar elogiar actividades ilícitas o la preconización de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones. Las noticias relacionadas con hechos o episodios sórdidos, truculentos o repulsivos, deberán ser tratadas con decoro y sobriedad. Y el 19 a que la programación deberá incluir, preferentemente, obras de autores nacionales e interpretaciones de artistas argentinos. El 22 prohíbe la participación de menores de doce años en programas que se emitan entre las 22,00 y las 08,00 horas, salvo que éstos hayan sido grabados fuera de ese horario, circunstancia que se mencionará en la emisión, y el 24 cualquier estimulación de participación en juegos de azar o en otras competencias que tengan como finalidad la realización de apuestas deberá contar con la previa autorización de Lotería Nacional Sociedad del Estado. Y el 25, la difusión del rating y la utilización del teléfono para demostrar audiencia. ¿Alguno de estos artículos se cumple? Lo que en realidad busca el Kirchnerismo no es reemplazar una ley de la dictadura, sino recuperar votos por izquierda y montar un formidable aparato propagandístico para el 2011. Pero no es lo último. Estemos preparados para más sorpresas hasta el 10 de diciembre.

No hay comentarios: