viernes, 8 de mayo de 2009

SEXO NO SE TOCA

La situación no es nueva, pero va adquiriendo ribetes dramáticos. Los padres le echan la culpa a la escuela, la escuela a los padres, ambos al Gobierno, el Gobierno a la Iglesia, la Iglesia al Gobierno, todos a los medios. En fin, todo lo que se refiere al sexo está contaminado ideológicamente, antes que elaborado racionalmente. Esto no es nuevo. Yo recuerdo que cuando era chico, ya nuestros adultos hablaban de la culpa de los psicólogos. Ahora yo les preguntaría. ¿A que psicólogos consultaron? Y la respuesta sería unívoca. A ninguno. Es como una frase echa. De sexo nadie se anima a hablar. Que el chico es muy chico, que a mí no me enseñaron, que todavía no es tiempo, que los padres deben hacerse cargo, que los medios muestran escenas muy eróticas… MI generación no sabe cómo empezar cuando quiere hablar de sexo con sus hijos y sus hijos, que fueron formados por ellos, tampoco lo saben hacer con lo suyos, aunque ya estén en edad de enterarse. Consecuencia: hijos no deseados, familias numerosas y promiscuas, abortos clandestinos, crecimiento exponencial del VIH, menores asesinados, violaciones… Incluso, la mayoría de los hechos aberrantes que se concretan, tienen como protagonistas a adultos “producto” de “aquella idílica época en que todo era tan distinto, todos éramos más buenos, la educación era mejor, no necesitábamos educación sexual ni psicólogos, hacíamos el servicio militar y no teníamos ningún trauma”. Mientras tanto, los gobiernos y legisladores a los ponchazos, espasmódicamente y “a lo bestia”- según la moda y la demagogia lo indique- reparten preservativos a granel, buscan legalizar el aborto, dan la pastilla del día después y anticonceptivos a quien se lo pida, porque eso es lo “progre”. Por el otro lado los sectores reaccionarios, religiosos y parareligiosos, se oponen al control de la natalidad, al aborto, a la pastilla del día después, a la educación sexual y a todo lo sugiera la palabra sexo. ES TEMA ES DE LA FAMILIA dicen los unos. EL ESTADO ES RESPONSABLE, dicen los otros. Pero ni los unos ni los otros se ocupan. Mientras tanto los chicos (cada vez mas chicos) “tiran la chancleta”, porque está de moda, porque lo hacen todos, porque sino quedas como un tonto, porque no tienen la menor idea de lo que hacen, porque alguien les ofrece formulas mágicas (mientras hacen negocio). Todos debemos ocuparnos, esto es responsabilidad de la casa, la escuela, el Estado, las iglesias, etc. como todos los temas importantes de la vida. EL SEXO NO ES UN DEPORTE, NI ES UN PECADO .No es obligación debutar a determinada edad ni debe prohibirse hacerlo sin dar mayores explicaciones ni elementos preventivos que eviten males mayores.

No hay comentarios: