lunes, 20 de abril de 2009

¿Kirchner nació de un repollo?

Escuchando a Néstor Kirchner hablar de la nueva política, cualquiera pensaría que él la encarna. Pero militó en la JP en los 70. En 1976 aprovechó el receso político para dedicarse a su estudio jurídico y actividades financieras e inmobiliarias en su casa de Santa Cruz (exilio extraño). En 1983 ocupó la presidencia de la Caja de Previsión Social provincial hasta julio de 1984 en que el gobernador Arturo Puricelli lo destituyó. Esto lo promocionó para ganar en 1987 por 110 votos la intendencia Río Gallegos, en la misma fuerza política que reeligió a Carlos Menem gobernador de La Rioja y a Ricardo Del Val, en su misma boleta, de Santa Cruz (renunció en 1990). En las parlamentarias de 1989, con una lista encabezada por Cristina (fue reelecta en 1993) y llevando a Menem como candidato a presidente de la Nación logró sus primeros cuatro legisladores. Meses después, ese mismo año, también impuso su candidato a senador, Felipe Ludueña.El 10 de diciembre de 1991, mediante Ley de Lemas -y también por el mismo partido que le permitió al entonces presidente ganar las legislativas en todo el país- asumió la Gobernación. En 1992 fue elegido presidente de la Organización Federal de Estados Provinciales Productores de Hidrocarburos (OFEPPHI) y apoyó abiertamente la privatización de YPF, lo que luego le permitiría acumular los 535 millones que depositara en Suiza por sugerencia de su amigo Domingo Cavallo. En 1994 fue junto con su esposa convencional constituyente nacional para la reforma de la Carta Magna en el bloque que habilitó la reelección del protagonista de los “nefastos noventa”. En 1995 se convirtió en el primer mandatario reelecto en la provincia, también en la misma boleta que permitió la permanencia de Carlos Menem y el acceso de su esposa al Senado de la Nación. En 1997 pese a las diferencias con el riojano por los hielos continentales y por ser el único gobernador que acompañó la incipiente candidatura presidencial de Eduardo Duhalde, vuelve a ganar las legislativas de su provincia y con Cristina las de diputados nacionales, compartiendo el voto con los candidatos del peronismo que preside aquel a quien enfrentó en 2003. En 1999 inició su tercer período gubernamental (su reforma constitucional le permitió la reelección indefinida), al que debió renunciar después para convertirse en el primer santacruceño en asumir la Presidencia de la Nación, gracias al fuerte apoyo de Eduardo Duhalde. En lo pejotista, como el llamaba de manera peyorativa, fue secretario de Acción Política del Consejo Nacional Justicialista, que presidía Carlos Menen. En fin, de “nuevo”, nada.

No hay comentarios: